domingo, 10 de mayo de 2009

MUNDO INDÍGENA Y ROMANO EN LA ANTIGUA PROVINCIA DE TUI. UN AVANCE ( V )

El arte rupestre está muy bien representado en nuestra zona y podemos decir que en la totalidad de todos los actuales municipios se han encontrado algún tipo de estas representaciones, pero destacan por su importancia los localizados en Tomiño, Baiona, Oia y Gondomar.

En Tomiño, concretamente en el denominado “monte Tetón” poseemos varias combinaciones circulares, algunas de las cuales, podemos considerarlas como las mayores de todo el continente europeo. La buena conservación de las mismas, así como la ubicación de ellas en un entorno privilegiado, hacen de este conjunto rupestre un hito muy importante de nuestro arte rupestre.

En la estación rupestre de “Os Campos” en Baíña (Baiona) podemos observar en una gran roca granítica,, en su gran superficie ligeramente inclinada, el mayor número de representaciones zoomorfas esquemáticas, documentadas hasta el momento y que le dan una singularidad y armonía, muy especial a todo el conjunto

En Oia, junto con abundantes grabados que nos muestran interesantes figuras zoomorfas y geométricas, hemos de destacar dos representaciones de posibles embarcaciones con una tipología que podría corresponder a las naves de esta época, del mediterráneo oriental. Estas hablando de las localizadas en la denominada “Laxe dos Cebros”.

Por último, en el municipio de Gondomar, más concretamente en la parroquia de Vincios, limítrofe con el cercano ayuntamiento de Vigo y a las faldas del imponente monte Galiñeiro, que sirve de límite entre ambos ayuntamientos, tenemos el extraordinario conjunto rupestre de “Auga da Laxe”, con la mayor cantidad de representaciones de armas que se conocen hasta la actualidad en toda Europa. No sólo el número de las armas grabadas es importante, sino los diferentes tipos que podemos observar y sobretodo las dimensiones de algunas de ellas, como la gran espada que domina la composición. Tenemos aquí, diversos puñales o espadas cortas; alabardas enmangadas; “escutiformes”, etc.. También cerca de la gran roca granítica que posee los citados grabados, se han encontrado otras con la misma temática, lo que hace esta estación rupestre, única en su género.

Ya de un momento final de la Edad de Bronce, poseemos varios depósitos de hachas de talón o de tope, que corresponden a acobillos o escondrijos de fundidores, en su mayoría, según la opinión generalizada sobre el tema. Destacamos los localizados en Mougas (Oia), Saiáns (Vigo) o más recientemente, el aparecido en el ayuntamiento de Arbo.

Con el panorama expuesto hasta aquí y que quiere ofrecer una brevísima síntesis de los antecedentes prehistóricos que podemos rastrear en nuestra geográfica hasta la llegada de la cultura castreña, podemos decir que ya desde épocas bien remotas estas tierras estuvieron habitadas y continuaron a través del tiempo, pobladas y con una gran densidad de habitantes, a juzgar por la cantidad de yacimientos y materiales arqueológicos que nos han dejado.

Nota.-Ilustra este comentario, un detalle del extraordinario petroglifo de “Auga da Laxe” (Vincios,Gondomar), que presenta el mayor número de representaciones de arma,s de todo el continente europeo.