domingo, 17 de junio de 2007

REFLEXIONES SOBRE LA DIFUSIÓN DE LAS INTERVENCIONES ARQUEOLÓGICAS EN VIGO


Considero que hemos llegado a un punto realmente alto, para poder reflexionar sobre lo que se está logrando con las intervenciones arqueológicas en nuestra ciudad, como en otras de parecidas características, no en cuanto a la ejecución más o menos clara y científica como a su nula difusión y publicación de los datos que han aportado y que justifican parte del dinero que se ha invertido en ellas.
Como preámbulo, para este debate, copio literalmente parte de un reportaje, que con el título "Arqueólogos: buscadores del pasado", fue publicado el 17 de Junio en la revista dominical de Faro de Vigo, firmado por Tere Gradín y en el que por medio de unas entrevistas a varios arqueólogos que están en la actualidad trabajando en la ciudad de Pontevedra, salen a relucir cuestiones como las siguientes:
"Todos concuerdan en que Galicia es un gran yacimiento que puede aún dar muchas sorpresas. Pero ni todo es excavado ni todo - por la cantidad de datos y restos - puede ser difundido, aunque consideran que es necesaria la puesta en valor de lo más significativo. Para Anxo Felpeto, "es tal el potencial arqueológico de Galicia que conocemos y que se irá conociendo que no es fácilmente cuantificable, lo que, sin duda, debe de llevar a una priorización por parte de la administración en lo que atañe a su conocimiento, a su difusión - algo a lo que todos los ciudadanos tenemos derecho - y a su puesta en valor".
"A cada paso las excavaciones aportan datos que permiten avanzar en el conocimiento histórico y a veces hacen cambiar nuestras ideas sobre el pasado", explica Xoán Carlos Castro. " Pero quizás la cuestión principal ahora es la falta de estudios de gran parte de la información generada. Se realizan informes técnicos vinculados a expedientes administrativos, pero realmente faltan trabajos de síntesis que relacionen los datos de los distintos solares excavadosen una misma ciudad, por ejemplo, yluego entre ciudades o comarcas".
La actividad de las empresas y el hecho de que estos trabajadores sean a la vez arqueólogos y empresarios, conlleva un plus de responsabilidad y de trabajo que resta tiempo para desarrollar una actividad investigadora que permita publicar los resultados de muchas excavaciones, igual que se hace desde las instituciones. "No es algo exclusivo de Galicia, es común al resto del Estado, y requeriría una respuesta por parte de todas las partes implicadas", opina Castro.
Los centros de de investigación - universidades, museos, bibliotecas - apenas trabajan con el material disponible que se genera en las intervenciones arqueológicas profesionales, en relación a su enorme cantidad. Y es que el volumen de información hace difícil mantener una publicación actualizada. Por eso desde la Xunta se baraja la posibilidad de difundir los resultados de las excavaciones en formato pdf, de manera que sea accesible para todos sin necesidad de publicar libros"
Todos los que trabajamos en el mundo de la arqueología y en concreto hemos realizado excavaciones arqueológicas, sabemos que el objetivo fundamental de las mismas, es el estudio de lo encontrado y su publicación. Si dejamos de dar a conocer los datos logrados, tanto a la comunidad científica como al público general que desee estar al tanto de ellos, estamos no cumpliendo dicho objetivo principal del que hablamos. Sin dar a conocer y difundir adecuadamente lo que se ha encontrado, hemos "destruído" un yacimiento arqueológico con consentimiento legal, del que con suerte quedarán al aire una serie de restos fuera de un contexto que no se da a conocer.
Las intervenciones arqueológicas urbanas se están convirtiendo en un mero trámite burocrático y legal, que una vez realizadas, se olvidan o en el mejor de los casos si se tuvo suerte y se encontró un pieza excepcional o unas estructuras que llamen la atención, la prensa diaria las colocará en la palestra durante un tiempo y luego, llegará el olvido.
Llevamos en Vigo, desde 1991, realizando este tipo de actuaciones arqueológicas y salvo muy escasas menciones , en pequeños comentarios publicados por los autores de las mismas, de la inmensa mayoría no se ha publicado nada.
Eso sí, como está legislado, se presentan informes relativas a las mismas, que mayoritariamente darán "luz verde" o no, a la actuación urbanística, que les "impuso" la realización de la excavación para "liberar" esa zona y poder hacer la construcción prevista. Pero una vez presentados dichos trabajos de "trámite", quedan depositados en la Xunta y se empieza a trabajar en obra zona "afectada arqueológicamente" y asi hasta la saciedad.
Creo que debe de articularse una forma de lograr que esa información sea dada a conocer y que se pueda ir avanzando en el conocimiento de nuestro pasado, sin recurir (como se hacía hace muchos años) a apoyarse en referencias verbales o informaciones de terceras personas, que no daban crédito suficiente a lo que se escribía.
Tenemos que reflexionar en este tema y en el caso de nuestra ciudad, ver los libros o artículos científicos editados en revistas especializadas en la materia, sobre los dos focos principales de intervenciones arqueológicas, esto es, la villa romana de Toralla y todos los extraordinarios hallazgos romanos localizados desde la zona del Areal al Casco Vello, y por desgracia, el panorama es desolador.