sábado, 17 de julio de 2010

EL ÚLTIMO TRABAJO SOBRE EL MONTE DEL CASTRO DE VIGO

En estas magníficas fotografías de principios del siglo pasado del Monte del Castro, podemos observar la configuración que conservada en esa época y en la que podemos apreciar ciertos desniveles y aterrazamientos en el mismo, que nos están hablando sin duda de la primitiva forma que poseía este emplazamiento castreño, que sin lugar a dudas es el más grande en extensión e importancia de todo nuestro municipio.
Viendo la fotografía inferior, también nos llama la atención, como su ladera era utilizada para grandes celebraciones, por lo cual el papel de relevancia del mismo, dentro de nuestra ciudad, siempre estuvo presente.
El objetivo de este pequeño comentario de hoy, es felicitar al arquitecto y amigo Jaime Garrido, por el exclente trabajo que ha realizado hace unos meses y que ha merecido el primer Premio de Investigación, que anualmente la Deputación Provincial de Pontevedra, concede a estudios que destacan de los realizados sobre nuestra provincia, en diversas materias. Esperemos que en breve, sea publicado y que los amantes a nuestra historia, podamos disponer de otro magnífico libro de este infatigable investigador vigués, que tan buenos trabajos ya nos ha proporcionado.
Por las conversaciones que he tenido con el citado historiador, cuando estaba redactando este estudio, pienso que antes de acometer y detenerse a analizar con toda minuciosidad la historia de la fortaleza o castillo del Castro de Vigo, nos dará su opinión del período en el que en el citado monte, se desarrolló la cultura castreña, dejándonos como huellas las diferentes construcciones que hoy día pueden verse, ya musealizadas y otras, situadas por la ladera opuesta, que nos hablan sin duda del gran perímetro que poseyó en su momento de máximo esplendor ( hacia el siglo I después de Jesucristo) este poblado ya galaico-romano. La multitud de objetos y piezas arqueológicas que actualmente pueden ser contempladas en la sala de Arqueología del Museo Municipal "Quiñones de León" de nuestra ciudad, nos ilustran perfectamente de este yacimiento arqueológico en la fase final de la cultura castreña e inicio de la denominada "galaico-romana".
Sin lugar a dudas, también tratará de la etapa medieval que se desarrollo en este lugar, que por los escritos históricos de la época, fue escenario de importantes batallas, con personajes muy conocidos en las vicisitudes que sucedieron en nuestra comarca en la baja edad media. Falta hasta ahora un estudio completo y serio sobre este marco cronológico, que aunque muchas veces tratado, continúa con muchas lagunas de información.
Y por último, podremos conocer de primera mano y bien estudiada la historia completa de la fortaleza borbónica situada en su cima y que poseía varias construcciones militares fuera de su recinto principal y que constituían parte de su sistema defensivo.
Como curiosidad decir que en diferentes campañas arqueológicas, hemos podido localizar diferentes fragmentos de vasijas medievales y monedas de esa época y posteriores, pero en niveles secundarios, que nos informan de las transformaciones que sufrió este monte através del tiempo y como las niveles de ocupación posteriores, fueron borrando de la vista los restos de las etapas anteriores, como la castreña, romana y medieval, quedando finalmente el último nivel de funcionamiento, que corresponde al período de la fortaleza de los siglos XVII-XVIII.
Todo ello, nos hace esperar pacientemente esta publicación que supondrá por fin, poseer un libro, que monograficamente trata de manera rigurosa y bien documentada, del principal punto de referencia de nuestra ciudad: el Castro de Vigo